El Instituto Nacional de la Juventud, junto al DESUC de la Pontificia Universidad Católica, realizaron un sondeo de opinión sobre “Violencia en las relaciones de Pareja” que analizó las relaciones afectivas juveniles, específicamente en el pololeo, para conocer la percepción sobre la violencia en la pareja, identificar situaciones violentas y diferencias según sexo y tramos etarios.

Respecto al tipo de relaciones de pareja que tienen actualmente, el 59,7% de los encuestados manifestó estar pololeando, mientras que un 16,4% vive con su pareja y un 16,2% está saliendo con alguien. Sólo un 2,1% de jóvenes manifestó estar casado, lo que reafirma que la principal relación afectiva entre los jóvenes es el pololeo.

Entre las principales cifras sobre los niveles de aceptabilidad de conductas violentas, el 14,2% considera que es “algo aceptable” revisar el celular y las redes sociales a la pareja. Además, el 4,2% cree que es “bastante aceptable” forzar a la pareja a tener relaciones sexuales sin consentimiento, mientras que un 4,1% por ciento cree que es “bastante aceptable” insultar o gritarle a la pareja.

En tanto, el 34% de los jóvenes encuestados dice haber vivido situaciones de violencia, mientras que el 60% asegura haber presenciado actos de violencia en parejas de su entorno cercano. De los jóvenes que han vivido violencia, un 11,1% declara que su pareja la ha forzado a tener relaciones sexuales, mientras que de los jóvenes que declaran conocer situaciones de violencia, un 91,3% asegura haber sabido de insultos o gritos y el 74,9% vio ejercer control sobre el otro.

El sondeo también consultó acerca de las vías legales para establecer denuncias y al respecto, se determinó que un 90% de los jóvenes cree que no se sentiría protegido si denuncia a Carabineros las situaciones de violencia. En la misma línea, el 60,6% cree que no se hacen las denuncias por miedo a represalias y el 27,6% cree que denunciar no cambia en nada la situación de violencia.

Sobre las cifras, el Director Nacional del Instituto Nacional de la Juventud, Mirko Salfate, dijo que “un tercio de los jóvenes que dice haber vivido situaciones de violencia y el 60 por ciento conoció de alguna situación. Sin embargo, el 90 por ciento cree que no vale la pena hacer una denuncia, lo cual es un tema que tenemos que trabajar entre los distintos actores para que los jóvenes efectivamente se sientan protegidos al hacer una denuncia cuando viven una situación de violencia”.

“Es importante también destacar que 6 de cada 10 jóvenes se relaciona afectivamente en un pololeo y no en una relación formal como puede ser el matrimonio. Por eso, es importante que se puedan aprobar las leyes que buscan proteger las relaciones informales, y que puedan penalizar acciones de violencia”, agregó.

El Director Nacional también señaló que desde INJUV “estamos trabajando de forma intersectorial con distintos organismos tanto estatales como de la sociedad civil para contribuir a generar conciencia sobre este fenómeno y así disminuir los episodios de violencia y propiciar que los jóvenes se atrevan a denunciar cuando viven alguna de estas situaciones”.